Llega el verano y… el abandono de animales

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales” (Mahatma Gandhi)

La historia se repite una y otra vez. Durante estas fechas nos encontramos año tras año con un importante incremento de la aparición de animales abandonados en diversas circunstancias y con protectoras de animales saturadas ante la llegada masiva de estos animales, solicitando ayuda desesperada para intentar por todos los medios que puedan salir adelante. Y como todos los años, vuelven los mismos sentimientos de tristeza, rabia y una incomprensión total ante este tipo de comportamientos. 

Si bien es cierto que podemos encontrar este tipo de acciones durante todo el año, es en estas fechas cuando el número de abandonos aumenta y los mismos seres con los que se ha convivido durante todo el año, de repente quedan en un segundo plano para poder disfrutar de unos días de vacaciones. En estos momentos no parece importar cuál pueda ser su destino, simplemente se les abandona a su suerte y se les deja de querer, o quizá, nunca se les quiso.

A lo largo de los años pueden ocurrir muchos acontecimientos que alteren nuestra vida: la llegada de un bebé, un cambio de residencia, problemas personales, económicos, etc. No obstante, cuando acogemos en nuestro hogar una mascota, debemos tener en cuenta todas las variables que se pueden producir en nuestra vida, siendo conscientes de que pueden aparecer imprevistos durante el tiempo en el que convivamos con nuestra mascota. Por tanto, es imprescindible ser responsables de nuestras decisiones, ya que hablamos de seres vivos, que sienten, sufren y pagan las consecuencia de nuestros actos.

Es evidente que este país aún tiene que mejorar mucho en este sentido. Por raro que parezca, en ocasiones nos encontramos con la ironía de que algunas personas que defienden los derechos de los animales son consideradas “radicales” por sus planteamientos, cuando lo que se debería considerar radical es precisamente todo lo que implique cualquier tipo de comportamiento violento.

Lo positivo es que cada vez son más las personas dispuestas a colaborar y es imprescindible reconocer la labor de todas las personas y casas de acogida que salvan numerosas vidas cada año. La buena noticia es que muchos de los animales que entran en un centro de acogida tienen un final feliz y encuentran finalmente una familia responsable que les da una nueva oportunidad.

Para poder disminuir el alto índice de abandonos que se registran en nuestro país, es conveniente que exista un consenso familiar antes de acoger una mascota en nuestro hogar. Es importante tener claro el tiempo que se le va a dedicar, así como informarnos de las características del animal. Debemos analizar si la nueva mascota es compatible con nuestra forma de vida y nuestras circunstancias personales.

Convivir con mascotas te cambia la vida y son sobradamente conocidos los beneficios que aportan a las personas, pero se trata de una decisión que es necesario meditar cuidadosamente y durante el proceso es importante no dejarse llevar por un impulso o capricho pasajero. Hay que tener presente que nuestra decisión conllevará importantes cambios no sólo para las personas, sino también para las mascotas a  las que se dará un hogar para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s