Viajar: el punto de partida

“El verdadero viaje de descubrimiento no es buscar nuevas tierras, sino mirarlas con nuevos ojos” (Voltaire)

Siempre que se produce un cambio en nosotros, es debido a una razón. En muchas ocasiones se presenta de forma inesperada, pero sin duda siempre hay un factor decisivo que marca un antes y un después, un punto de partida.

Es probable que un espíritu inquieto, con ganas de  aprender y un incesante deseo por descubrir acabe sucumbiendo antes o después al placer de viajar. Viajar es mucho más que hacer “turismo”, es un ejercicio de aprendizaje constante y autoconocimiento. Cada viaje supone un cambio en nuestra rutina y un esfuerzo por conciliar nuestra cultura con la del país que estamos visitando. Viajar es conocer gente y entablar relación con personas autóctonas, convertir a extraños en amigos, enfrentarse a la diversidad de nuestro planeta, olvidar la comodidad de nuestro hogar y embarcarnos en la aventura de descubrir nuevos lugares. En definitiva, viajar ayuda no sólo a conocer nuevas culturas, sino también a aprender de ellas.

No es ninguna novedad decir que viajar es altamente recomendable, ya que además de sacarnos de nuestra rutina, tiene un gran componente educativo, tanto a nivel cultural por la posibilidad de adquirir o consolidar conocimientos sobre otras culturas, como también en lo relativo al autoconocimiento, madurez, capacidad de relacionarse y sobre todo, asumir que existen formas de vida diferentes a las nuestras y entender que éstas no son ni mejores ni peores.

El destino en ocasiones se escoge fruto del azar y después se convierte en un verdadero descubrimiento. Egipto es un país que no defrauda, uno de esos lugares que se deberían visitar al menos una vez en la vida, ya que es una experiencia que no dejan indiferente a sus visitantes.

El país de los Faraones cuenta con una importantísima riqueza cultural, que podemos conocer visitando sus lugares más emblemáticos como la escultura de la Gran Esfinge y las pirámides de Gizeh, cuyas impresionantes dimensiones, realzadas por el efecto de la luz solar, destacan sobre el horizonte de la llanura dejando boquiabiertos a los millones de turistas que las visitan. No es de extrañar que este lugar haya sido considerado una de las 7 Maravillas del Mundo.

También podemos visitar otros destacados monumentos y lugares de interés, como los templos de Karnak y Luxor, Abu Simbel, Templo funerario de Hatshepsut, Valle de los Reyes, Ciudadela de Saladino, el Museo egipcio de El Cairo, etc. Tiene particular encanto recorrer las calles del barrio copto o perderse por el conocido bazar Khan-el-Khalili para intentar conseguir los mejores precios de diferentes tipos de artículos.

Este país legendario posee una magia especial, por lo que recorrer cada uno de sus rincones se convierte en una experiencia inolvidable. Es un destino de belleza incalculable, con una historia milenaria y reconocidas obras arquitectónicas. Sus pirámides no sólo imponen su grandiosidad, sino que parecen envolver grandes misterios y las aguas del Nilo atrapan a sus visitantes para siempre.

Egypt Travel

“El que está acostumbrado a viajar, sabe que siempre es necesario partir algún día” (Paulo Coelho)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s